29 enero 2010

Los cómics de enero

People who don’t read comics are in the same class as people who don’t watch TV or listen to the radio. To be brutally frank, that’s a form of ignorance or intellectual snobbishness. All comic strips and all TV and all radio aren’t bad.

La gente que no lee cómics está en la misma clase de gente que no mira la televisión o no escucha la radio. Para ser brutalmente sinceros, se trata de una forma de ignorancia o esnobismo intelectual. No todos los cómics ni toda la televisión ni toda la radio son malos.

Charles M. Schulz, visto en Quotes on Comics. Traducción casera.

***

Cada mes, voy a recomendar a Berta Bocado la lectura de uno o dos cómics. Intentaré acompañar las recomendaciones con alguna frase o cita sobre por qué todo el mundo debería descubrir los cómics.

Berta será mi esclava lectora (le tomo prestado a Palimp el término), pero compartiré con todos ustedes los cómics que escoja para ella, por si alguien más siente curiosidad por el medio pero no sabe muy bien por dónde empezar, o qué cómics pueden gustar a alguien a quien le guste la literatura en general (como es mi caso y, intuyo, el de la mayoría de ustedes).

Para empezar, he seleccionado dos historias de amor oníricas e imposibles, pero muy diferentes la una de la otra. Jali, en El último gran viaje de Olivier Duveau, nos propone una historia que recuerda a Tim Burton, a cuentos infantiles y a Julio Verne. En cambio, Bastien Vivès con El gusto del cloro, es onírico en otro sentido, mucho más realista y mundano, pero no por eso menos poético. Del blanco y negro gótico de Jali al azul verdoso de la piscina de Vivès.

Si se animan, vuelvan y dejen un comentario. Me gustaría saber qué les han parecido estas dos primeras lecturas.

28 enero 2010

Libros imposibles (II)


Visto en Design Milk, donde afirman que se trata de una instalación de Alicia Martín.

27 enero 2010

Un cuarto propio

La literatura es el arte de conseguir que el tiempo se quede a vivir con nosotros, sin que quiera escaparse, sin necesidad de meterlo en una jaula.
La literatura es también como tener un cuarto propio, un fuego personal para calentarnos cuando sentimos frío. Podemos abrir los libros como se abre la puerta de nuestro cuarto, ése que nos ha costado tanto trabajo conseguir.
Cuando era pequeño, dormía con tres hermanos en la misma habitación. Si quería jugar, ellos estaban estudiando; si yo estudiaba, ellos querían jugar. Si tardaba en apagar la luz por las noches, mis hermanos protestaban porque les impedía dormir. Nos llevábamos bien y no era difícil ponerse de acuerdo, pero a veces es necesaria la intimidad, un fuego solitario para nosotros solos.
Cada vez que abro un libro, gracias a la escritura, siento todavía la misma sensación de intimidad que descubrí cuando mis padres cambiaron de casa y tuve un cuarto para mí solo. Por eso digo que disfrutar de la literatura es lo mismo que conseguir un cuarto propio. Un libro es como la habitación que llamamos nuestro cuarto.


[Fragmento de Lecciones de poesía para niños inquietos, de Luis García Montero. Lo he estado leyendo esta pasada semana en el metro, ya que mi actual libro de cabecera, El bosque de los sueños, mide 31 centímetros de alto, tiene casi 400 páginas y debe pesar unos 3 kilos...]

25 enero 2010

Javier Calvo vs. Luisgé Martín

La opinión de Javier, el pasado mes de diciembre en "Por un libro universal".
La de Luisgé, la semana pasada en "¡Mueran los 'heditores'!"

Lean ambos artículos. Valen la pena.
Y aunque parezca que uno quiera responder o rebatir al otro, a mí me parece que hablan de cosas diferentes. ¿Cómo si no se explica que, en mi opinión, ambos tengan razón?

20 enero 2010

Lecturas nocturnas (II)


Uno de mis webcómics preferidos: Bunsen, de Jorge Pinto

19 enero 2010

Lecturas nocturnas (I)


Ilustración de Erik Nitsche, en este flickr.

15 enero 2010

Microcuento



¿No les parece?

14 enero 2010

Curiosos puntos de libro








Aquí pueden comprar bookrest, la ballena, la sangre y el triángulo.
Personalmente, prefiero usar una targeta de metro caducada y el dinero gastármelo en libros...

13 enero 2010

El cuestionario

Ha caído en mis manos (diría que directamente desde el cielo, pero solo si me pusiera soñadora) el número 4 de la revista Bloc, dedicado a los interrogantes y enigmas en los álbumes ilustrados. En este número han seleccionado 16 preguntas extraídas de libros infantiles, y se las han propuesto a cuatro profesionales de la literatura infantil y juvenil (una de las cuales, como mínimo, también es bloguera - aunque no lo reconozca en su respuesta a la primera pregunta). Nos proponen que nos hagamos con el cuestionario y lo echemos a volar para que se reproduzca.

A continuación están las preguntas, su origen, y mis respuestas.
¿Alguien se anima? Si lo hacen, dejen un comentario para que podamos seguir la estela.

***

1.- ¿Se puede saber quién eres y a dónde vas?
[Frank L. Baum. Espantapájaros a Dorothy. El mago de Oz.]
Eso depende mucho del día (lo cual me sirve para responder a ambas preguntas). El día que contesto este cuestionario, por ejemplo, soy mi yo de domingo (la que se agobia porque el tiempo libre pasa volando y no le da tiempo de hacer todo lo que quisiera, pero al mismo tiempo disfruta con lo que hace), y no voy a ningún sitio. Mañana será otro día, y seré la yo responsable, intentando sacar adelante tareas pendientes, y tampoco iré muy lejos, tan solo a trabajar... Más allá, no me atrevo a especular.

2.- ¿Y eso es divertido?
[Michael Ende. Momo a los niños. Momo.]
A veces sí. Pero no siempre. ¿Cómo se hace para que sea divertido siempre?

3.- ¿Qué es una vida humana?
[Michael Ende. Hombre gris a hombres grises. Momo.]

Nada y todo a la vez. Nada, porque en la inmensidad del cosmos, en realidad eso es lo que somos: una mota de polvo. Pero es todo lo que tenemos. Y deberíamos aprovecharlo al máximo...

4.- ¿Crees que un muerto está muerto para siempre, o crees que puede resucitar?
[Robert Louis Stevenson. John Silver a Jim Hawkins. La isla del tesoro.]
Hace unos días, en un documental sobre Annie Leibovitz, la oí responder a esa pregunta diciéndole a su hija no que los muertos van al cielo, sino que van a la tierra, y de ahí a todos los demás, de nuevo a la vida y al mundo. Me enamoré de esa explicación, y ahí está la respuesta: no, los muertos no están muertos para siempre; todos resucitan.

5.- ¿Qué buscas?
[Miquel Rayó. Marisa al protagonista de el tesoro. El tesoro del Capitán Nemo.]

Si pudiera, la inmortalidad. Pero me conformo con buscar cada día un poquito de tiempo para hacer lo que me gusta.

6.- ¿Qué es lo que no consentirías?
[Astrid Lindgren. Tommy a Pippa. Pipi Calzaslargas.]
Así, en condicional, si pudiera, la maldad. Si todos fuéramos más buenos, con nosotros y con los demás, otro gallo cantaría en el mundo.

7.- ¿Te cae simpática la reina?
[Lewis Carroll. Gato de Chesire a Alícia. Alícia en el pais de las Maravillas.]
No tengo el placer de conocerla, así que prefiero no juzgar.

8.- ¿Te gustan los perros?
[Lewis Carroll. El ratón a Alícia. Alícia en el pais de las Maravillas.]
Soy una persona de gatos, de Beatles, de té y de día.

9.- ¿Por qué el ocho va después del siete?
[Daniel Nesquens. Marta a papá. 17 cuentos y dos pingüinos.]

Eso depende del punto de vista con el que se mire. ¿Y si estamos contando al revés?

10.- Tengo ocho cocos, ocho monos y ocho niños. ¿Cuántos imbéciles tengo en total?
[Roald Dahl. Truchbull a Wilfres. Matilda.]
Uno. Adivinen quién es.

11.- ¿Te has encontrado alguna vez con una bruja?
[Roald Dahl. Niño a abuela. Las brujas.]
Creo que no. Énfasis en "creo".

12.- ¿Crees en las hadas?
[James Barrie. Peter Pan a los niños. Peter Pan.]
Si las hadas son aquellas personas que nos quieren y se preocupan por nosotros, sin duda. Si necesariamente deben tener alas y varita mágica... lo veo un poco más difícil.

13.- ¿Sabes lo que es un beso?
[James Barrie. Wendy a Peter Pan. Peter Pan.]
Puede significar tantas cosas como "te quiero".

14.- ¿Qué es el tiempo, de verdad?
[Michael Ende. Momo al maestro Hora. Momo.]
Somos sus esclavos, sin posibilidad de rebelión.

15.- ¿Es así eso de ser adulto? ¿El hacer y decir cosas que no entienden los niños?
[Henning Mankell. Joel a si mismo. El perro que corría hacia una estrella.]

Quizá es lo que piensan algunos. De adultos hay de muchos tipos, y los que así piensan son los peores. Los mejores son los que intentan explicarse en lugar de hacer que los demás les entiendan...

16.- ¿De qué sirve un libro si no trae estampas ni diálogos?
[Lewis Carroll. Alicia a si misma. Alicia en el pais de las Maravillas.]
Todos los libros sirven. Algunos más que otros, pero todo depende del lector que se le acerca. ¿Y para qué sirven los libros, en general? Solo una posibilidad entre muchas: para hacer un blog sobre ellos y llamarlo Librosfera :P

***

Han completado el cuestionario...
- Cultura sesgada.
- Bloguera busca esposo.
- Cecilia Varela.
- Cosas de Goño.

- Ilustrasole.
- No hi ha qui m'aguante.
- El que llegeixo.

- Blog trasto.
- Donde viven los monstruos: Literatura infantil y juvenil.
- El gran cuaderno.

- Robinson en Ithaca.

12 enero 2010

La felicidad es...

[Vía]
[Aunque en mi caso debería ser té, y especialmente con este frío...]

07 enero 2010

Selección 2009

Reviso mi libreta de lecturas de este pasado año para seleccionar los mejores libros de entre todos los que he leído este pasado 2009, y me doy cuenta de la suerte que he tenido por lo mucho que me cuesta escoger tan solo unos pocos...

Al final, me quedo con 12. 12 libros, 12 meses. Un resumen lector del año que ya es historia.

1.- Cartas a Katherine Whitmore, de Pedro Salinas.
Tengo confianza. Vivo más tranquilo, camino por mis días con menos recelo. Pero
no olvido que la vida y todas sus grandes cosas son eternas y momentáneas, y que
de pronto en un instante podemos quedarnos ciegos en medio de la luz, muertos en
medio de la vida, solos en medio del amor.
[Publiqué más fragmentos
aquí, aquí y aquí.]

2.- Desencuentros, de Jimmy Liao.

3.- La isla de las palabras, de Erik Orsenna.
La vida es áspera, Juana, ya te irás dando cuenta. Hay que hacer lo posible por suavizarla. Y nada mejor que las rimas. Sí, a menudo se esconden y no es fácil sacarlas de su madriguera. Pero, una vez colocadas al final de las frases, se hacen eco unas de otras. parece que agitaran sus manitas amistosas. Te saludan y te arrullan. Creo que si me faltaran no podría seguir viviendo.

4.- Fun Home, de Alison Bechdel.

5.- El libro de los viajes imaginarios, de Xabier P. DoCampo.
Leer un fragmento.

6.- L'estiu dels papafigues, de Eglal Errera.
Aquell vespre vaig entendre una cosa: "haver viscut" vol dir haver estimat, això ho diu tot. No veig que pugui voler dir cap altra cosa. A part d'això no veig res, de veritat.

7.- La carretera, de Cormac McCarthy.

8.- El salvaje, de Antoni Garcia Llorca.
Leer un fragmento.

9.- La pasión, de Jeanette Winterson.
Yo era feliz, aunque ésta es una palabra de adultos. A un niño no hace falta preguntarle si es feliz; es algo que se ve. Los niños son felices o no lo son. Los adultos hablan de felicidad porque en su mayoría no son felices. Hablar de felicidad es como intentar atrapar el viento. Es mucho más fácil dejar que nos envuelva. Aquí es donde yo discrepo de los filósofos. Ellos hablan de la pasión pero carecen de ella. No habléis nunca de felicidad con un filósofo.

10.- Carta al rey, de Tonke Dragt.

11.- Génesis, de Bernard Beckett.
Leer un fragmento.

12.- Epiléptico, de David B.
A menudo me palpo los huesos del cráneo, a través de la piel. Para sentir cómo está hecha mi calavera. Las órbitas... El borde de la mejilla... La mandíbula... Quisiera que los huesos rompieran la piel de mi cara, que salieran a la luz y acabar de una vez. Quisiera matarme. Pero materme malamente. ¡Con un cuchillo! Quisiera derramar toda la sangre que tengo en el cuerpo. ¡Todo se iría con ella! La angustia, el miedo, la justicia, la cólera... Podría dormir hasta hartarme. ¡Mi sangre hablaría por mí! Pero no se la escucharía mucho tiempo. Mi sangre se secaría rápido...
Vamos, reconoce que no tienes ganas de estar enfermo, ni loco, ni muerto. Sólo es otra forma de contar historias. No puedes impedirlo. Es otra forma de conjurar la desgracia. Es magia. He leído tantas historias que me han sentado bien, que quisiera afectar a la gente con mis propias historias. [...] Soñar, contar... Es para lo que soy así.

05 enero 2010

12 + 4 = 2010

No, las matemáticas nunca fueron mi fuerte (aunque siempre me gusta recordar que el único 10 que saqué en Selectividad fue, precisamente, en matemáticas).

Pero sí que es cierto que este 2010...

... Librosfera cumple 4 añitos. Si fuera una persona apenas sabría identificar las letras del alfabeto (aunque seguro que disfrutaría con los cuentos leídos por los demás), pero en términos blogueros creo que ya ha alcanzado la mayoría de edad.

Si son lectores habituales, sabrán que suelo celebrar los aniversarios de este rincón con un detalle "analógico" para todos aquellos lectores que lo soliciten. Este año no va a ser diferente, aunque sí un poco más personalizado, así que todos aquellos que deseen recibir un pequeño detalle en casa, deben enviar su nombre y apellidos, dirección postal y (atención, novedad importante) fecha de nacimiento a librosfera (arroba) gmail (punto) com en un mensaje titulado "4 años de Librosfera". Garantizo la total confidencialidad de los datos, su uso únicamente a efectos de recibir este presente, y su destrucción una vez el susodicho haya sido enviado.

... Igual que el año pasado, me propongo leer 12 libros. De los 12 del año pasado, sólo he leído 7, así que algunos van a tener una segunda oportunidad, otros se van a quedar en el limbo de las lecturas, y hay un buen puñado de nuevas adquisiciones.

- Kafka en la orilla, de Haruki Murakami.
- Ciudadela, de Antoine de Saint-Exupéry.
- La biblioteca de noche, de Alberto Manguel.
- Me acuerdo, en sus versiones de Joe Brainard, Georges Perec y Zeina Abirached.
- La trilogía de La materia oscura, de Philip Pullman.
- La trilogía "Nocilla", de Agustín Fernández Mallo.
- El bosque de los sueños, de Antonio Rodríguez Almodóvar.
- George Sprott, de Seth.
- Tamara Drewe, de Posy Simmonds.
- Una bendición, de Toni Morrison.
- El viaje del elefante, de José Saramago.
- Alguna de las tres últimas novelas de Paul Auster.

[Irán cambiando a rojo a medida que las vaya leyendo...]


Las tres primeras lecturas las recupero del pasado 2009. Al Me acuerdo de Perec añado los libros del mismo título de Brainard (en el que de hecho se inspiró Perec para escribir el suyo) y Abirached (la versión en cómic y con Beirut de fondo). Una trilogía que hace tiempo que tengo ganas de leer (la de Pullman) y otra que estaba esperando a que estuviera terminada para leerla al completo (la de Fernández Mallo). Un clásico de la LIJ española que me regalaron hace años y todavía no he leído. Dos cómics imprescindibles. Y por último, tres de mis autores preferidos que han publicado recientemente libros que todavía no he leído.

Estoy segura de que el 2010 acabará y habré leído más de 12 libros, pero que alguno de los que están en la lista se quedará en el estante esperando que llegue su turno.

Mis otros dos propósitos lectores de este año son leer más en inglés (mínimo de tres libros; no puede ser que el año pasado leyera solo uno, y el leer mucho en inglés en pantalla no es excusa) y ayudar a Berta Bocado a cumplir su propósito de leer un cómic al mes. Quizá las recomendaciones acaben también siendo una sección por acá, pero en estos cuatro años si algo he aprendido es que más vale no hacerme propósitos con respecto a este blog, porque las probabilidades de acabar por no cumplir ni uno de ellos es muy elevada...

Me había propuesto, por ejemplo, explicarles que el 2009 acabó con la lectura de un precioso libro infantil que amablemente me han regalado los chicos de Los cuatro azules y que se titula Quisiera tener... (tenías razón, Raquel: es un libro que "quisiera tener" en mi estantería para siempre; mil gracias); y que el 2010 empezó con la lectura de otro regalo (¡gracias Laura!), Holidays on ice de David Sedaris, un libro de cuentos navideños, algunos autobiográficos, que rezuma sarcasmo por cada una de sus páginas.

Vaya... pues parece, sin quererlo, he cumplido con mi primer propósito.

Espero seguir en racha :-)